Beneficio de la luz ecológica LED para el medio ambiente

Una bombilla incandescente pierde el 80% de su energía en forma de calor, dejando solo el 20% para la emisión de luz. En cambio las bombillas de luz LED funcionan justo de manera contraria, destinan un escaso 20% de su energía a la generación de calor. Con todo ello, incluso frente a las bombillas denominadas de bajo consumo, conseguimos un ahorro de energía que se sitúa en el rango del 50% al 80%.

.

 

Además estas bombillas LED duran más sin un filamento que se rompa o se queme, estas pueden durar hasta 20 veces más que las incandescentes. Su vida útil ronda las 50.000 horas frente a las 2.000 horas de una bombilla estándar. Por esa razón no es necesario cambiar las bombillas con frecuencia y por consecuencia no se generan desechos siendo esta tecnología LED una alternativa económica y eficaz.